INSTRUMENTOS DE INVERSION

RENTA FIJA

Los instrumentos de Renta Fijason aquellos que poseen un cronograma de pagos futuros conocidos para el inversor al momento de la emisión y/o la compra. El inversor conoce de antemano la rentabilidad del instrumento si lo mantiene hasta su amortización.

Títulos Públicos

Son bonos emitidos por el Estado Nacional, los estados provinciales o los municipios, con el fin de canalizar el ahorro de los inversores hacia la financiación de sus actividades: infraestructura, servicios públicos, entre otras.

Los títulos públicos le ofrecen al inversor la posibilidad de contar con diferentes alternativas en cuanto a plazos, y a sistemas de amortización y pago de intereses. Por otra parte, si bien se pueden retener hasta su fecha de vencimiento, cobrando así todos los intereses, también se puede optar por venderlos en el mercado secundario. Teniendo en cuenta esto, las ganancias de estos instrumentos pueden estar dadas o bien por el rendimiento que se obtiene del cobro de los intereses o por la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta.

Para la entidad que los emite, es una deuda: equivale a recibir un préstamo de los inversores. El comprador de los bonos tiene derecho a recuperar su capital (en la fecha de vencimiento o mediante cuotas periódicas denominadas amortizaciones) y a cobrar unos intereses por la cantidad invertida.

Estos títulos pueden comprarse y venderse en cualquier momento a través del mercado de capitales.

Títulos Publicos

Mas Información

¿Cuál es el nivel de riesgo?

En general, se trata de productos con poco riesgo, ya que los emisores públicos brindan una mayor seguridad de pago. A cambio del menor riesgo, los rendimientos también son menores.

Por otra parte, la seguridad varía en cada caso: depende del emisor y de las características del título (plazo, etc.). Conviene consultar con el agente intermediario cuál es el nivel de riesgo concreto del título que se desea adquirir.

¿Qué rentabilidad puedo esperar? ¿Cómo y con qué frecuencia se obtienen los rendimientos?

Igual que ocurre con el riesgo, los rendimientos varían según el título. En todo caso, con carácter general son superiores a los de los instrumentos bancarios de ahorro.

Cada emisión de títulos públicos tiene sus propias condiciones (detalladas en el prospecto de emisión), entre las que se encuentra la tasa de interés y las fechas de pago. La tasa puede ser fija o variable, y normalmente el pago de renta se realiza de manera periódica (mensual, trimestral, etc.).

Las rentas percibidas no son la única forma de conseguir rendimientos. Si el inversor decide vender los títulos en el mercado de capitales antes del vencimiento, puede obtener ganancias por la diferencia entre el precio de venta y el de compra.

¿Cuál es el horizonte recomendado de la inversión? ¿Qué liquidez tiene el producto?

Cada título tiene un plazo de vencimiento, indicado en el prospecto de emisión. Hay títulos públicos a corto, mediano y largo plazo.

La posibilidad de vender los títulos en el mercado de capitales antes de la fecha de vencimiento brinda liquidez al producto. Sin embargo, no todos los títulos tienen el mismo atractivo para los inversores: depende de la solvencia del emisor, de la tasa de interés que paga en relación con otros bonos, etc. Si un valor tiene poca demanda puede resultar difícil venderlo sin rebajar mucho el precio, lo que lo convierte en un título poco líquido.

Obligaciones Negociables

Las obligaciones negociables (ON) son valores de renta fija emitidos por entidades y empresas privadas, para obtener los fondos que necesitan para el desarrollo de sus actividades. Se negocian en los mercados de capitales y son el equivalente a los títulos públicos, pero destinados a la financiación productiva del sector privado.

Al igual que los bonos públicos, las obligaciones negociables son una deuda para el emisor. Los inversores que prestan su capital a las empresas pueden recuperarlo en la fecha de vencimiento o mediante cuotas periódicas (amortizaciones), además de percibir el correspondiente pago de renta (intereses).

Obligaciones Negociables

Mas Información

¿Cuál es el nivel de riesgo?

Por su condición de valores de renta fija suelen tener un riesgo menor que las inversiones de renta variable pero, en cualquier caso, superior al de los títulos públicos: la capacidad de pago de las empresas privadas varía según su desempeño individual y el sector de actividad en el que actúen.

En consecuencia, algunas obligaciones negociables tienen más riesgo que otras, según la solvencia y perspectivas de negocio del emisor.

¿Qué rentabilidad puedo esperar? ¿Cómo y con qué frecuencia se obtienen los rendimientos?

Puesto que el riesgo y la rentabilidad siempre van unidos, el mayor riesgo de las obligaciones negociables tiene como aspecto positivo la posibilidad de obtener mayores rendimientos. Es lógico: si una empresa desea que los inversores le presten su dinero, tiene que ofrecer una retribución que compense el riesgo asumido, ofreciendo tasas de interés superiores.

Cada emisión de obligaciones negociables tiene sus propias condiciones (detalladas en el prospecto de emisión), entre las que se encuentra la tasa de interés y las fechas de pago. La tasa puede ser fija o variable, y normalmente el pago de renta se realiza de manera periódica (mensual, trimestral, etc.).

Como en los títulos públicos, si el inversor decide vender los títulos en el mercado de capitales antes del vencimiento, puede obtener ganancias por la diferencia entre el precio de venta y el de compra.

¿Cuál es el horizonte recomendado de la inversión? ¿Qué liquidez tiene el producto?

Cada título tiene un plazo de vencimiento, indicado en el prospecto de emisión. Hay obligaciones negociables a corto, mediano y largo plazo.

La posibilidad de vender los títulos en el mercado de capitales antes de la fecha de vencimiento brinda liquidez al producto. Sin embargo, no todos los títulos tienen el mismo atractivo para los inversores: depende de la solvencia del emisor, de la tasa de interés que paga en relación con otras obligaciones, etc. Si una ON tiene poca demanda puede resultar difícil encontrar compradores que paguen el precio deseado, lo que la convierte en un título poco líquido.

Valores de deuda fiduciaria

Son valores negociables emitidos por los fideicomisos financieros, para financiar la realización de determinados proyectos o actividades. Los inversores prestan su dinero al fideicomiso, y perciben periódicamente los intereses generados y las devoluciones del capital.

Pero ¿qué es un fideicomiso financiero? Se trata de una herramienta de financiación para pymes y otras entidades, alternativa a la emisión de bonos.

La entidad que quiere financiarse (fiduciante) separa de su balance una parte de sus bienes y derechos. Con ellos se crea un patrimonio independiente (el fideicomiso) que es administrado por una entidad financiera (la fiduciaria). Con el respaldo de ese patrimonio se emiten valores, que pueden ser de renta fija (los valores de deuda fiduciaria) o de renta variable (certificados de participación).

Cada fideicomiso se arma con el fin de financiar el desarrollo de un proyecto concreto (construir una carretera, lanzar un emprendimiento, etc.).

Valores de deuda fiduciaria

Mas Información

¿Cuál es el nivel de riesgo?

Los valores emitidos por los fideicomisos tienen un riesgo inferior al que tendrían unos bonos emitidos por la entidad fiduciante. El motivo es que el fideicomiso es un patrimonio independiente y separado del balance de la entidad, por lo que no se ve afectado por el riesgo comercial de la misma. Los acreedores de la empresa no tienen ningún derecho sobre los activos integrados en el fideicomiso.

Los pagos de rentas y la devolución del capital a los inversores se realizan con los rendimientos que generan esos activos, que son administrados por la entidad fiduciaria. Es decir, es el propio patrimonio del fideicomiso el que respalda los pagos a los inversores.

¿Qué rentabilidad puedo esperar? ¿Cómo y con qué frecuencia se obtienen los rendimientos?

Debido al menor riesgo de los valores de deuda emitidos por los fideicomisos, los rendimientos esperados son inferiores a los de los bonos (de hecho, para las entidades es una forma más barata de financiarse: tienen que pagar menos intereses a los inversores).

Sin embargo, cada emisión de deuda fiduciaria tiene sus propias condiciones (detalladas en el prospecto de emisión), entre las que se encuentra la tasa de interés, que puede ser fija o variable, y las fechas de pago. Según los proyectos financiados pueden encontrarse diferentes combinaciones de riesgo, rentabilidad y plazo, por lo que es posible encontrar valores de deuda fiduciaria adecuados para distintos perfiles de inversores.

Por ejemplo, los valores fiduciarios subordinados tienen un riesgo superior, porque cobran después que el resto. A cambio, los rendimientos son más elevados.

¿Cuál es el horizonte recomendado de la inversión? ¿Qué liquidez tiene el producto?

Cada valor tiene un plazo de vencimiento, indicado en el prospecto de emisión.

Los valores de deuda fiduciaria se negocian en el Mercado por lo que en principio el inversor puede venderlos en cualquier momento. Sin embargo, es recomendable adquirirlos con la intención de mantenerlos hasta el vencimiento, porque el hecho de cotizar en el Mercado no garantiza que exista suficiente demanda y, por lo tanto, que sean lo bastante líquidos.

Cheque de Pago Diferido

Es un cheque librado (emitido) por una empresa para ser cobrado en una fecha posterior, no superior a 360 días. Por ejemplo, las empresas pueden pagar a sus proveedores con un cheque de pago diferido.

Si el proveedor desea cobrarlo antes de la fecha prevista tiene la posibilidad de venderlo en el mercado de capitales. A cambio de obtener el dinero por anticipado, el vendedor percibe un monto inferior al valor del cheque (se aplica una tasa de descuento).

Los inversores particulares pueden comprar estos cheques en el mercado de capitales, al precio con descuento, y en la fecha de cobro perciben el importe original del cheque.

Por lo tanto, la rentabilidad que obtiene el inversor es la diferencia entre el monto indicado en el cheque y el dinero que pagó para comprarlo.

Valores de deuda fiduciaria

Mas Información

¿Cuál es el nivel de riesgo?

El riesgo de un CPD depende de la solvencia de la empresa que lo libró en primer lugar: es necesario que en la fecha de cobro tenga fondos suficientes para atender el pago.

Sin embargo, algunos cheques de pago diferido pueden estar avalados por una Sociedad de Garantía Recíproca o patrocinados, lo que reduce el riesgo de impago.

¿Qué rentabilidad puedo esperar? ¿Cómo y con qué frecuencia se obtienen los rendimientos?

En general, el riesgo es elevado, por la dificultad de valorar la solvencia de todas las empresas autorizadas para librar cheques de pago diferido. A cambio, brindan una rentabilidad superior a la de otros valores de renta fija. En el caso de los cheques avalados, la mayor seguridad del cobro se traduce en una menor rentabilidad.

El inversor consigue sus rendimientos en la fecha de cobro del cheque, por diferencia entre el importe del cheque y el precio que pagó para adquirirlo.

Los rendimientos son mayores cuanto más lejana sea la fecha de cobro señalada en el cheque, ya que la tasa de descuento aplicada es superior.

¿Cuál es el horizonte recomendado de la inversión? ¿Qué liquidez tiene el producto?

Se trata de un producto de inversión a muy corto plazo: el máximo son 360 días (para invertir a plazos superiores existe otro producto, el pagaré bursátil, con un funcionamiento muy similar al de los CPD).

El cheque de pago diferido es un instrumento bastante líquido: el inversor puede volver a venderlo en el mercado de capitales antes de la fecha de cobro. En ese caso, su rentabilidad queda definida por la diferencia entre el precio de venta y el de compra.
PREGUNTAS
FRECUENTES
INSTRUMENTOS
DE INVERSIÓN
GUIA
DE AGENTES
ATENCIÓN TELEFÓNICA
0800 - 333 - 2683 (CNVE)